Planeta Bolita

Planeta Bolita es un espacio personal que surge como producto de la necesidad de expresión de un ser con un caso casi patológico de introversión. Desde niño, la expresión oral siempre fue un tema complicado, pues escuchar siempre me ha parecido más atractivo que el hablar cotidiano. A diferencia de otros niños, desarrollé un particular interés en libros; tomaba las enciclopedias del estudio de mi madre e intentaba comprender un poco lo que se guardaba cautelosamente entre sus páginas. Además, mi padre tenía el buen gusto de leernos libros de cuentos a mi hermano y a mí por las noches con el objetivo de que durmiéramos, aunque a veces por mi entusiasmo en historias no lograra ese cometido.

Entonces descubrí una forma de expresión a través de la escritura y comencé a interesarme en ella, intenté con un diario que improvisé en un viejo cuaderno, donde escribía algunas ideas o datos que me parecía valioso guardar como referencias futuras. Eventualmente fui creciendo y tuve la fortuna de tener una mentora que estimuló mi interés por la lectura; recuerdo que nos contaba interesantes historias, pero siempre dejaba en suspenso el desenlace para motivarnos a leer esos libros y fue este uno de los principales motivos para ponerme a leer mucho.

Conforme leía me di cuenta de que quizá era momento retomar mi interés genuino por la escritura, porque ahora todo lo que había escrito en el pasado se veía casi exiguo a lado de lo que grandes autores consiguen con su tinta. Entonces comencé con un blog en donde posteaba algunas ideas y pensamientos producidos en noches filosóficas en que la existencia misma parece una absurda locura.

Así nació Planeta Bolita, mi mundo; un mundo donde expresarme puede ser un poco más fácil pues puedo elegir las palabras que parecen adecuadas para lo que deseo decir y no consigo hacerlo en el mundo verbal. Es el lugar donde soy más vulnerable, pues creo que, a través de la escritura, como en otras expresiones artísticas, uno abre una puerta de la mente que suele estar cerrada bajo otras condiciones.

Sobre el nombre, elegí Planeta Bolita para este espacio pues es un recordatorio de una de las mejores etapas en mi vida, una etapa de sucesos increíbles pese a lo dolorosos que puedan ser, un tiempo que después de tantos años, atesoro y añoro con brío y en ocasiones me cuestiono cómo de diferente sería la vida si cambiara un poco el pasado y aunque sé que es imposible, son preguntas que simplemente no se puede eludir, pero es imprescindible cuestionárselas para aprender y seguir adelante.