Esbozos de una consumación

Cerramos los ojos al otoño,
las hojas secas acariciaron nuestra piel
igual que la filosofía a la mente.

Ignoramos la advertencia del hombre,
al final ignoramos los martillazos
y el abismo nos miró profundo
al caer.

No pudimos hacer arte de esto,
ignorábamos que era arte
lo que nos construía.

Nuestros propios espectadores,
viendo la película nuestra,
con cada sentido
sintiendo y sin sentir.

Y como la música concluye,
las películas terminan,
la comida se acaba,
el aroma se disipa;
el tacto se extingue
y desaparece.

La variable advertida en las cartas
se presentó feroz,
y sin importarle nunca lo demás,
el tiempo tan solo transcurrió.

Comenta aquí:

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s