Sonrió

Sólo así, sonrió. 
Reparé en que no existen sonrisas así, 
no parecía de las que se ven a diario, 
entonces me sentí afortunado, yo la vi. 
Me asalto la duda como a cualquiera: 
¿Podría resguardar mayor encanto?

Confirmé que ninguna curva me iba 
a cautivar tanto como aquella sonrisa, 
un gran arco en medio de sus mejillas; 
me atreví a compararle con la luna, 
pues parece brillar del mismo modo, 
justo en medio de la oscuridad.

Porque existe algo en sus labios finos, 
y sus ojos grandes son tan brillantes, 
que robarían sin permiso la atención 
en tan sólo un par de segundos, 
de cualquiera que tuviera la osadía. 
Esa, de voltear a verlos como yo.

Es extraño mi sentir al verle atravesar 
la puerta, sin la ligera sospecha de lo 
que es capaz de lograr al hablarme. 
Y sonrió.

Comenta aquí:

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s